PIENSAS DIFERENTE, VOTA DIFERENTE

miércoles, 11 de julio de 2012

POR FIN, EL PRINCIPIO DEL FIN


_________________________________





Eso es el principio del fin. Es posible que el ejecutivo piense que así la prima de riesgo bajará, quizá también piense que ahora la alemana va a invertir el ahorro de los alemanitos en España e Italia. Son tan rematadamente estúpidos que hasta es posible que lo crean. No saben que ni juntando el ahorro de todos los alemanitos pueden salvar a uno de los dos países, y lo seguro es que el BCE no pondrá la rotativa en marcha, porque eso significaría el fin del euro tal como ahora lo conocemos.
¿Qué pasará cuando dentro de tres o cuatro días el ejecutivo descubra que la prima de riesgo no baja y que nadie de fuera compra deuda? ¿Qué pasará? ¿A quién echará la culpa?
¿Qué pasará cuando un día de esos vayamos al banco a buscar euros y nos den un vale? ¿Qué pasará?
Quizá entonces el españolito despierte de una puta vez de su ensueño y salga a la calle y corte a rodajas algunos cuellos, quizá; pero ya será demasiado tarde.
 

En fin... que cada uno tiene lo que se merece.


.

5 comentarios:

  1. Pues no sigamos protestando y cantando las verdades del barquero, hasta que despertemos todos.

    ResponderEliminar
  2. He visto que últimamente estás bastante severo con los españoles... o siempre lo eras y ahora aún más? Como explicas lo tonto de tus compatriotas? Y no echas demasiado la culpa a ellos... Sí, lo sé, buena parte tienen ellos mismos, pero no tienen 100% la culpa. Y, si nos interesa menos la pregunta quien tiene la culpa, sino nos interesa analizar bien como surgieron los problemas económicos de España, tenemos que tomar en cuenta otros factores también.

    ResponderEliminar
  3. No siempre fui así, aunque tú, con la de años que me conoces, siempre me has visto así.
    ¿Pues qué le vamos a hacer? He sido así desde los veintitantos, unas veces más y otras menos, pero en general no he cambiado demasiado.
    ¿Cómo surgieron los problemas económicos en España?
    Es fácil. Un viajero economista como tú debería saberlo. Todo empezó hace muchos años, durante la dictadura, aunque no fuera ella la culpable. Nadie es culpable que la mentalidad del españolito lo llevara a esa obsesión por la propiedad de su pisito y del apartamento en la playa. La política económica lo puede favorecer, pero es la idiosincrasia quien lo consigue.
    Dices Buena parte.
    ¿Cuánta?
    Tu has vivido en diferentes mundos y has visto lo suficiente. Sabes que hay pueblos que por una causa o por otra, pueden más o menos decidir su futuro. Los españoles son de los que más. También sabes que los hay quienes son muy o poco engañados (todos lo somos en parte), y también quienes se dejan engañar más o menos, y los españoles son los que se han dejado engañar más y mejor y a conciencia. Creo que por encima suyo solo están los griegos, pero, claro, en eso solo puedo por las cifras, el tipo de deuda y el modelo de trabajo.

    En fin... A mi modo de ver, (y en eso me siento parcialmente culpable) el principal problema del españolito es que no merece la democracia en la que vive o ha vivido. De ser por él todavía estaríamos en una dictadura, a la que cariñosamente la mayoría le llamaba dictablanda -con eso está todo dicho- y de la que lo único que echaba en falta era la la posibilidad de ver tías en pelotas. O sea, en pocas palabras, si al españolito el régimen le hubiese dejado hacer guarradas, ahora estaríamos hablando de otras cosas.
    El hecho que UCD ganara las elecciones con tanta facilidad y por mayoría absoluta, dice mucho del carácter del españolito y de su nivel democrático.

    Pero supongo que eso, que para mí es crucial en el momento de elegir el gobernante, no es de lo que hablamos.
    Sin embargo, aunque la pregunta sea el por qué de la crisis, mi respuesta parte de la pregunta: por qué el españolito escoge a estafadores sin cultura ni dignidad para ser gobernados. Y la inevitable respuesta es que son como ellos, ya que escogen a quien más se les parece.
    Ahora, si quieres, podemos hablar de economía.

    ResponderEliminar
  4. No todos nos merecemos esto. Discrepo.

    Pero eso da igual. Ahora hay que espabilar y saber mirar de otra manera, buscar un camino con inteligencia y hacer frente a esta pandilla de parásitos.

    ResponderEliminar