PIENSAS DIFERENTE, VOTA DIFERENTE

lunes, 24 de diciembre de 2012

FELIZ NAVIDAD

_____________________


EL GRAN PIRATA OS DESEA FELIZ NAVIDAD
.

jueves, 20 de diciembre de 2012

SATISFACCIÓN

_____________________




Mi hijo acaba de llegar, en principio para poco tiempo ya que tras las fiestas vuelve a marchar lejos, muy lejos esta vez. Mi hijo quizá sea de los pocos que podría dar razón a la señora ministra; en contra de lo que yo mismo pensaba hace poco, ama la aventura y disfruta con el desafío. Creo en eso se parece a mí.
Hablando con él, sobre sus proyectos y su futuro, sobre la gente que conoce y lo que hace, descubro lo que fui en mi tierra y lo que quise ser en la de otros. Yo me quedé, formé una familia y cree una empresa. Él ha conseguido hacerlo, quizá ayudado por las circunstancias, fuera de España, pero con más ímpetu y sin tanto peligro.
Hoy he recordado aquel tipo, hace tantos y tantos años que hoy no recuerdo, que antes de un examen de bachillerato, me habló de sus viajes con mochila por Europa. Yo lo escuchaba embelesado, convencido que nunca haría lo que él. Quién me iba a decir entonces que pocos años después viviría una aventura sin igual; y que, aún siendo la más intensa para mí, quizá por mi juventud y mi inocencia, solo había sido el inicio de una vida repleta de sorpresas y emociones.
Lo escucho y afirmo en silencio, no me atrevo a interrumpir su charla, a romper el hechizo que representa un padre escuchando a su hijo, aprendiendo de él, aunque temeroso que su osadía se asemeje a la mía, a que no pueda soportar la desgracia ajena, el hambre y el horror.
Y le cuento mis historias de pirata, busco su complicidad hacia mis inquietudes. Le hablo del desastre al que está abocado nuestro país por la acción de un grupo mafioso, elegido una y otra vez por una ciudadanía que ni siquiera merece vivir.
-¿Qué harás Popol, desenterrar tus desgastadas armas y tirarte al monte?
-No, eso nunca más. España no lo merece, solo seguiré la corriente y aceptaré el juego que imponen. Nunca más lucharé como entonces, aunque mis armas no sean las mismas ni estén desgastadas.
Hace días conocí a un tipo que pasa hambre y, sin embargo, dice que no es culpa de CIU o del PP. A parados sin prestación y a jubilados enfermos, que siguen votando a los mismos, unos por sentirse catalanes y los otros por pretender que todo el mundo hable en castellano. ¿Vale la pena luchar por esa gente? Ni loco lo hago, antes que se jodan.


.

domingo, 16 de diciembre de 2012

LA CONSTITUCIÓN PIRATA

_________________________________


 


En tiempos convulsos el sistema solo puede dominar a su ciudadanía volviendo al crecimiento, al día de hoy imposible, de modo que solo le queda transformarse o desaparecer. Y no debemos olvidar que hará lo posible para perpetuarse tal como es.
Todo el mundo habla de lo mismo, como si fuera un gran descubrimiento: la democracia directa, la transparencia y la participación ciudadana... pero siempre a través del conducto de unos partidos que no saben qué es democracia, que no la practican ni siquiera en su propio colectivo. Sus voceros, en un intento de salvar los muebles, nos hacen creer que en el parlamento se leen las propuestas ciudadanas o las reclamaciones, cuando su mismo partido les exige que no piensen, que solo voten lo que el aparato les dice, con la amenaza de que el que se salga de la foto, no repite y se queda sin ulteriores prebendas. Ahora no hay día que se hable y discuta sobre lo anterior, sin embargo, nadie tiene en consideración la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Es más, dudo que alguno de nuestros políticos la haya leído, incluso que la mayoría lo haya hecho con el Estatut y esa Constitución de la que algunos tanto se llenan la boca.
Para nosotros, los Piratas, la DUDH es nuestra Constitución, lo que nos hace fuertes y distintos a todos, por eso no deberíamos olvidarla nunca y tener siempre presente que está por encima de cualquier otra consideración. Nadie puede obligarnos a ir contra ella, ni siquiera cuando choque frontalmente contra la ley vigente, entonces deberemos buscar las grietas del sistema para traspasarlo o enfrentarnos directamente a él sin ningún pudor.

.

sábado, 8 de diciembre de 2012

HABLANDO DEL 2012 SIN PREJUICIOS

___________________________________________________ 
 

Rusia bajo las bombas nazis .......................... Gaza bajo las bombas sionistas    

Niños de las juventudes hitlerianas ...................... Niños de las juventudes sionistas                              

Gueto de Varsovia ................................................. Gaza                           


Si en el siglo XX se avanzó más que durante el resto de los siglos juntos, el actual nadie puede imaginar dónde nos llevará.
El siglo XX empezó con el hombre desplazándose a caballo y terminó en la Luna. El XXI solo presagia convulsiones gigantescas, hambre atroz y un cambio como jamás haya visto la raza humana.
Nos enfrentamos a un desastre económico de proporciones gigantescas, en el que el dinero perderá todo su valor. A un inimaginable desastre medioambiental, en el que las tierras más fértiles se convertirán en yermas o serán invadidas por el mar; en el que más de mil millones de seres se desplazarán o morirán; en el que decenas de miles de especies se extinguirán.
 
El siglo XXI ha empezado con la revolución de la información y de un descubrimiento cósmico de alcance insospechado.
Por vez primera el mundo se ha interconectado y cualquier humano de cualquier sociedad  y parte del mundo, por distinta que sea, puede compartir ciencia y pensamiento. Y por vez primera en la historia de la humanidad, la ciencia ha demostrado que la creación no existe y que ningún dios es necesario.

Es posible que durante este siglo y antes de lo que esperamos, el tiempo de la violencia termine con la peor de las violencias, que la élite, antes de ceder su espacio, lance sobre la humanidad la peor de las pesadillas.
“La gente ha de tener más miedo al sistema y no ser tan atrevida” (Felip Puig)
Esta frase, aunque expresada por un mediocre corrupto de un pequeño y acobardado país, resume la actual situación del mundo, del oprimido y del opresor. Un opresor que todavía se rige por un sistema de castas endogámicas, que se aferran al poder a través de una represión basada en la religión.


.

jueves, 6 de diciembre de 2012

EL PODER DE UNA CONVICCIÓN (El principio del fin)

_________________________________________________________


Judíos en Alemania . . . . . . . . . . . . . palestinos en Israel

Gueto de Varsovia . . . . . . . . . . . . . . Gaza
Gueto de Varsovia . . . . . . . . . . . . . Gaza


Así comienza mi segunda novela, basada en la historia de un joven políticamente desorientado y con el espíritu profundamente violentado, por un régimen caduco y dictatorial y asentado sobre la represión, la corrupción y la violencia.
Esta historia fue escrita mucho antes de estallar la actual revuelta, de modo que cualquier coincidencia es fruto de la casualidad y de la deriva del actual régimen hacia una nueva dictadura.



Recuerdo que fue en septiembre cuando Anna me propuso ir a un concierto de Pete Seeger cerca de la Universidad, anunciado con profusión de carteles por la ciudad. A mi me gustaba mucho, su música y su manera de cantar; por entonces no conocía ni me importaban sus inquietudes políticas. Habíamos quedado en una salida de Metro, no recuerdo cuál. Me esperaba con una amiga. Y me sorprendió su parecido, tan alta como ella, quizá un poco más robusta, aunque igual de estilizada; sonreía mucho y parecía muy agradable. Tenía la misma separación en los incisivos, pero ligeramente en forma de uve. Atractiva por la mezcla de belleza y simpatía, morena, con el cabello ondulado justo por encima de los hombros, más largo que el de Anna y sin flequillo. 
Llegamos tarde o eso nos pareció. El concierto había sido cancelado por el Gobierno civil y la Diagonal estaba tomada por la policía, había cientos de grises, a caballo y con furgones de cristales enrejados. La gente estaba en el centro, cercada excepto por el lado que daba a  los edificios universitarios, aunque desde donde nos encontrábamos no podíamos apreciarlo. Y vimos a la policía cargar contra la gente de manera despiadada, sin motivo aparente. Correrías, golpes de porra, policías cebándose a patadas con los caídos. Y uno de los furgones abrió una brecha entre la gente sin parar a pensar si la atropellaba.
Al encontrarnos fuera del cerco pudimos refugiarnos en los jardines del palacio real. Desde allí vimos el espectáculo, yo sin saber a cuento de qué venía. Los guardas habían cerrado las puertas a nuestro paso y nos sentimos a salvo y escandalizados, por lo menos yo, porque mis dos compañeras observaban la situación con pasmosa serenidad, sin alterarse ni preocuparse. Al otro lado de la verja la gente corría, mucha con sangre en la cara y en las manos.
Terminó como había empezado. La policía se replegó cuando se cansó de dar palos. Había detenido a una docena de estudiantes y con aquello parecía tener bastante. Cogimos el Metro y nos fuimos a la Cova del Drac. Yo estaba alterado, era la primera vez que veía algo así y me había impresionado. Sabía por mis amigos: Jep, Joan, Toni... y por los que a veces irrumpían en nuestra casa, del carácter de la revuelta; también de la policía y su exagerada y demente violencia, que solo podía ser producto de mucha anfetamina o de una mente enferma. Jep había intentado motivarme en numerosas ocasiones, pero siempre infructuosamente, más por su carácter dogmático y alineado a una ideología que por mi falta de interés; sin embargo, aquella vez, el haber sentido y vivido tan de cerca la inmundicia de los sátrapas y el descerebramiento inhumano de sus esbirros, sentí asco del país en el que vivía.
Yo solo había pretendido asistir a un concierto, aunque tampoco tenía mucho interés y podría haber pasado sin él; pero mi amiga y su compañera me lo habían propuesto con ganas y aquellos descerebrados, sin ninguna necesidad, habían decidido que no, con violencia y ensañamiento. Habíamos tenido suerte de haber llegado tarde. Estaba profundamente irritado.
Anna y María escuchaban en silencio, como si el asunto no fuera con ellas, manteniendo la misma postura de horas antes: tranquila e impasible. De pronto María cortó mi perorata para preguntarme si, en cambio de hablar tanto, estaría dispuesto a actuar. No lo hizo despectivamente, ni de manera que pareciese un desafío sino tranquilamente, como aquel que propone un sencillo intercambio de ideas o una salida al teatro.
Ahora, después de tantos años, me pregunto qué debió pasar por mi cabeza que me impulsara a responder afirmativamente con tanta facilidad. Quizá fue la manera como lo preguntó, su absoluta falta de pasión. Sin embargo, el extraño tono, junto al expresivo silencio de Anna, me desconcertó lo suficiente como para sospechar que algo más podía haber.


.

miércoles, 28 de noviembre de 2012

UN PRIMER ANÁLISIS

_________________________




“Me despierto de madrugada, casi cada noche, entre las 3 y las 4 de la mañana, por un ruido terrible que oigo. Son inmigrantes rebuscando entre la basura para comer. Lo hacen a esas horas para que no les vean los grupos de neonazis. Luego paran y vuelvo a dormirme, pero a las 6 me despierta el mismo ruido: son mis paisanos, los griegos, que aprovechan que las calles están desiertas, porque les da vergüenza buscar alimento en los contenedores.”

 (Petros Márkaris)


Analizando lo ocurrido en Catalunya solo puedo sacar unas pocas conclusiones.
· La primera: que debemos admitir que de las últimas elecciones han salido: 21 unionistas, 18 federalistas y 98 absolutamente independentistas.
· La segunda: que, en un claro intento de evitar una democracia directa de la ciudadanía, el resto de las formaciones y casi todos los medios informativos eluden a las CUP, como si no existiera ningún partido salido del 15M, relegando al olvido a 126.219 ciudadanos, con sus tres diputados.
· La tercera: que el resto de España sigue con lo suyo, los toros y la iglesia, sin enterarse de nada; y sin darse cuenta que sin la región más exportadora, más receptora de divisas y con un balance comercial negativo con el resto, se convertirá en lo más parecido a un país africano.
· La cuarta: que, perplejo, acabo de descubrir que el catalanito, haciendo gala de una increíble seguridad, le da lo mismo quedarse fuera de la UE y del Euro. Me pregunto qué habrá pasado para que un país, en el que solo una minoría se consideraba independentista, haya terminado así; qué habrá pasado para que haya llegado a tal nivel de hartazgo.

____________________________________________

Y mi vecino saca su bandera al balcón para enfatizar su pertenencia a una tierra, a una creencia o, incluso, a un equipo de fútbol. Una manera de dar a conocer al resto del mundo que es parte de una camada, distinto a los demás por su religión o por haber nacido dentro de las fronteras que impuso un malnacido. Y ese mismo tipo es incapaz de sacar una sábana blanca a su balcón, como solidaridad a los médicos y enfermeras, que hacen huelga y se manifiestan para salvaguardar la salud de todos los que son como él.


.