PIENSAS DIFERENTE, VOTA DIFERENTE

lunes, 30 de diciembre de 2013

LOS HÉROES NUNCA MATAN

_______________________________



Hace mucho tiempo, al poco de comenzar este blog, me prometí no escribir nunca sobre las historias recientes más comprometidas. Hasta ahora he cumplido mi promesa, hasta el límite de un año y de manera incompleta. Mi exhibicionismo tiene un límite bastante ajustado aunque parezca lo contrario, por respeto a las personas implicadas y a mi mismo. Lo que no había hecho es acotarme con respecto a mis sentimientos, algo que a partir de ahora también haré, quizá por inseguridad y mi perplejidad por lo que siento.
A veces, según la temperatura del espíritu, los sentimientos y la inteligencia no coinciden, en el mejor de los casos se ignoran y en el peor se embisten.
Y hablando de sentimientos, es curiosa la falta de ellos con respecto a mis padres, a su recuerdo y cómo, a la muerte de mi madre, mi hermana y yo nos reencontramos. En mis historias no hablo de ella, como si no existiera. Ahora descubro con horror hasta que punto había sido abducida por mi madre, su dependencia y posterior liberación. En todo caso he descubierto que tengo una buena hermana, desconocida para la mayoría de mi “familia”.

__________________________________________________________

De un tiempo a esta parte muchos amigos me preguntan sobre lo que devendrá en este país. Han pasado los años y han descubierto que mis predicciones se están cumpliendo.
España está a punto de entrar en el Tercer Mundo y el españolito es el único responsable, les digo.
También estamos asistiendo a la muerte de un Estado. Quizá tuviera razón mi abuelo, cuando decía que los españoles son incapaces de gobernarse, que es un pueblo con tendencia hacia la autodestrucción, quizá porque nunca se ha sentido como tal. Personalmente me inclino a pensar que carece de autoestima, de eso que muestre con tanta facilidad desprecio a sus compatriotas, aunque a eso se le podría llamar suicidio.

- ¿Y tu qué harías?
- Ahora mismo empezar a invertir en bolsa –respondo.
Europa necesita una burbuja en plan urgente y solo queda esa por explotar. En un par de años reventará, entonces el truco es haberlo vendido todo y largarse con el maletín al extranjero, Sudamérica a poder ser.

___________________________________________________________

-La vida es un viaje, Anna, igual que la muerte. Ahora somos un tipo de energía y luego otro. Morir es volver a la absoluta, la primigenia. Eso lo sé mejor que tu, que para convencer debes torear con dioses y demonios; yo, sin embargo, puedo permitirme divagar con la física, porque aquí la gente ha descubierto el truco de los magos.
-Sigue escribiendo, Popol, no temas a las palabras. Un hombre como tu no puede permitir que su vida se pierda en el olvido.
La abrazo, le acaricio la cabeza, la beso. Esta noche mejor no pensar y amarnos como sabemos.
-Aunque no puedas creerlo tú fuiste mi primer hombre, el que me enseñó a ser mujer.
Abro los ojos y la miro incrédulo. La recuerdo fuerte y poderosa, suficiente y rica en experiencia. Fue ella la que me enseñó a ser hombre, la que fue mi primera mujer, por muchas que hubieran pasado antes. Y recuerdo cómo la conocimos Artur y yo, sus requiebros amorosos con él, nuestros encuentros de amigos primero, de hermanos después y de amantes por último. Y sus abandonos y reencuentros. Y recuerdo tantas cosas en las que yo fui su discípulo, su amigo hermano al que debía rescatar, que no puedo creer en sus palabras.
Y recuerdo los largos días pasados en las cumbres y los valles del Himalaya, solos, apoyándonos el uno con el otro, haciéndonos hombres al unísono. Recuerdo su sonrisa y sus enfados, su personalidad, que más de una vez nos puso en peligro, su arrojo y su inteligencia.
- Tú ya no puedes ser un héroe Popol, los héroes nunca matan.
- Los héroes caídos son como las banderas rendidas, que nunca son recordadas. Yo soy un superviviente con halo de héroe, y, aunque no me importe, quizá sea recordado.

___________________________________________________________

Mañana por la noche, por vez primera en muchos años nos reuniremos los seis: Anna, Biel, Mónica, Amara, Jep y yo. Y brindaremos, no por un nuevo año sino por una nueva vida, en la que no sean necesarios héroes, dioses y demonios.

.


6 comentarios:

  1. No me atrevo a lanzar augurios sobre el año próximo, ¿Para qué verdad? Pero si que te deseo toda la felicidad que puedas conseguir. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Que seas muy feliz, en este año que comienza y en todos los que vienen!!!. Un año complicado y no te comenté mucho, pero siempre te leo, me gusta mucho tu casa Pau. Linda pinta tiene esa reunión de amigos!!.Un beso

    ResponderEliminar
  3. Eso ultimo suena demasiado bonito.

    Pero no se si será posible.

    ResponderEliminar
  4. Los sentimientos son difíciles de domar, siempre nos sorprenden aunque pensemos que ya no es posible.
    Adoraba a mi padre que hace años que murió y sigo recordándolo. Tengo un hermano con el que tengo una peculiar relación, más bien distante.
    Parece extraño que después de tantos años aún te sorprendan esas afirmaciones de alguien que parece que conoces tan bien, pero...

    Feliz año!!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. La conversación se acerca a la realidad. Al que escribe le gusta dar alguna pincelada de fantasía, aunque en este caso y por no recordar las palabras exactas, quizá haya aguado una conversación tan interesante como emotiva. No obstante, debo reconocer que la frase es exacta o casi, y que todavía me sorprende, pero más por mi estupidez que por no esperarla.
    Con los años descubrimos cosas que nos parecen increíbles, en aquel momento seguramente no supe ver lo evidente, tal como ahora no sé explicar lo que sentía. A Anna siempre la he visto grande en todo, cuando en realidad nadie lo es en todo.
    Hace unos días, una vieja amiga, en este blog la trato de Mila, me confesó que no se lió conmigo por miedo a mi extrema liberalidad. Con esta chica he vivido situaciones e historias que superan lo imaginable, de hecho durante años hemos vivido juntos; sin embargo, esta afirmación todavía me llena de estupor.
    En fin, que son cosas que pasan a menudo.

    ResponderEliminar
  6. Nada o casi nada de tu vida pasa a menudo al resto de los humanos.
    A mí desde luego, no me ha pasado ninguna

    Besos

    ResponderEliminar