PIENSAS DIFERENTE, VOTA DIFERENTE

domingo, 6 de noviembre de 2011

CRISTINA

_______________






Aunque no comparta su ideología, yo quiero a esta mujer en España, en cambio de los inútiles y cobardes que nos gobiernan.

.

9 comentarios:

  1. Pau,como siempre,te leo. Cristina,mi vecina a media hora de avión. Sin duda que comparando, y es odioso comparar, le sobra talla al lado de lo que tenés por ahí,me refiero a los candidatos que tienen prensa, pantalla de televisión, seguro que hay otra gente que vale y mucho. Lo que dice Cristina lo dice cualquier ciudadano en una charla de boliche y eso no le quita verdad. Pero alguien que gobierna no solo tiene que hablar claro,como es este caso, si no poner en práctica, en la medida que se puede o te dejan, lo que dice y eso ya es un asunto más complejo. Pero sin duda que hace falta,por ahí,no por acá, que se hable bien claro, que la gente entiende perfectamente y se la subestima. Los que gobiernan no son ni inútiles ni cobardes Pau, están el servicio de sus interéses que,oh casualidad, no son los del pueblo, así de simple. Dejarán pasar a los que vengan a gobernar y tendrán su puestos en las multinacionales,en la banca,etc...que para eso hicieron lo que hicieron. Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Es que por aquí el nivel esta muy, pero que muy muy bajo. Tanto que les huele la cabeza a pies.

    ResponderEliminar
  3. Me gustó lo que ella (Cristina) dijo en ese foro de los business en Cannes. Lo leí en la prensa de habla español e inglés (más corto) y lo reenvié a una red de contactos. Si no lo tenés, te lo mando. O te lo mando de todas maneras.
    un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Me parece que lo tenemos crudo Pau.

    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Calma.
    Los Estados, que en realidad se componen de su ciudadanía, tienen sus épocas de esplendor y de degradación. Nosotros claramente vivimos en la segunda, así como algunos países europeos que nadie se atreve a nombrar por lo "demócratas" que son.
    España no es una democracia porque su ciudadanía lo ha querido así. Podríamos hablar del tema hasta la saciedad. Por ponerte un ejemplo: pocos norteamericanos desconocen su Constitución, sin embargo, la mayoría de los españoles la votaron sin leerla, muchos de ellos lectores empedernidos, licenciados y estudiosos. Y es que les importa un pito.
    El día que solucionemos eso, empezaremos a arreglar lo otro.

    ResponderEliminar
  6. No suelo enfadarme por tu forma de escribir. Ahora sí.
    Si te gusta esa señora, quedátela, es toda tuya. No creo que ella ni su difunto marido hayan sido un ejemplo de honestidad y buen hacer. Sus causas judiciales se han cerrado de forma milagrosa. Con su enriquecimiento personal, pasa lo mismo.
    Generalizando por supuesto, si en Argentina se presentara el señor Maradona, saldría, seguramente, elegido.

    Pau, aquí y en tu otro blog, estás haciendo lo mismo que hace el señor Aznar, despreciar y dar una imagen falsa de la realidad. Tus motivos tendrás.
    Siempre se habla de una derecha española casposa y es falso, la casposa es la izquierda.
    Una izquierda dividida y tán culta, crítica y autocrítica que le ragala el poder a la derecha sin importarle lo más mínimo las consecuencias. Sus motivos tendrán.

    Señora Fiorella, supongo que habla sin conocer la forma de ser de los españoles. Estoy de acuerdo en algo. Una cosa es hablar y otra diferente, sembrar trigo y que te dejen sembrar.
    Entrecomillo su frase:
    "si no poner en práctica, en la medida que se puede o te dejan, lo que dice y eso ya es un asunto más complejo"

    Es exactemente lo que pasa aquí.

    Las cifras de parados espanta y mucho sabemos que es falsa. Hay cinco millones de personas apuntadas en las listas del paro, eso no quiere decir que haya cinco millones de personas que no reciben nada, que no comen cada día.Si eso fuera cierto, hablaríamos de más de la población y eso nos llevaría a una revolución, a una nueva guerra.El hambre es peligrosa.

    No sé que pensaría la señora Fiorella, si ganara en su país, los herederos del general Vileda o de cualquier asesino que haya gobernado.
    Pues le digo que esos son los que van a ganar, o eso dicen, aquí.
    La derecha de aquellos años tan cercanos que firmaban sentencias de muertes por pensar de forma diferente, votan a la derecha demócrata, entre comillas, de hoy.
    Y a la izquierda dividida, culta, preparada, crítica y autócrítica no le importa.
    Hay que arreglar muchas cosas, es cierto, pero desde luego, no se arreglan como lo estás haciendo, Pau. Así no. A mi me parece que no.

    Presumo de mi país, es un país estupendo, maravilloso y generoso y de su gente también.



    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Aquí me quedaré, sufrimos la dictadura más larga cono sur, llegaron al poder a base de muertos y desaparecidos. Hace más de 10 años tenemos un gobierno nacional de izquierda, con más del 50 por ciento del voto de la gente,elecciones donde el voto es obligatorio. España,su país,es un país precioso, su gente lo mismo, los pueblos no nos diferenciamos, por más banderas y fronteras que haya. No soy argentina,país hermano, soy uruguaya. Un beso

    ResponderEliminar
  8. Por desgracia los pueblos sí se diferencian. No es lo mismo un chileno que un español. En España el dictador murió en su cama, en Chile procesado. En España la gente suele elegir a quien más se le parece, a saber: al mentiroso, al estafador y al que berrea. En Chile, sus empobrecidos y analfabetos mineros prefieren un doctor en economía y excatedrático en universidades de los EEUU. Los mineros chilenos tienen amor propio y desean lo mejor para sus hijos, mientras al españolito medio le importa un carajo el futuro, en cambio le preocupa si puede comprarse un BMW sin necesidad de dar el callo.

    Aquí me quedaré.
    ¿De qué izquierda hablas?
    Aquí solo queda la de IU y en Cataluña ya la experimentamos en forma de Saura.
    Existen alternativas, lo único que debemos hacer es leer y estar informados, participar y discutir. Votar al PSOE es hacerlo al ultraliberalismo, casposa o no, a esta derecha ni loco la voto.

    ResponderEliminar
  9. Pau, no hay diferencias. Lo que pasa que nadie se para a pensar de verdad. Me gustaría charlar contigo de estas cosas, seguro pensamos muy parecido. Un beso

    ResponderEliminar