PIENSAS DIFERENTE, VOTA DIFERENTE

domingo, 10 de julio de 2011

ANNA, SIEMPRE ANNA...

___________________________



Hoy, al leer y comentar a mi admirada Carmen Posadas, he recordado una curiosa anécdota.

Anna, siempre Anna…
Últimamente mi pensamiento va demasiado ligado a ella. El libro, del que es protagonista. Las circunstancias en las que nos hemos visto envueltos. El viaje y el abrazo que le di. La noche que pasamos juntos, ella a mi lado, abrazados… quizá haya sido la última, quizá no haya otra.

Ella conducía mi segundo coche, el Dianne 6, y por un descuido casi atropella una chica. A la pobre le dio un buen susto, tan fuerte que respondió con un manotazo en el capó y gritó: ¡Mujer tenías que ser!
Anna se impresionó mucho, estuvo un buen rato dándole vueltas al asunto, de tal que al final tuve que calmarla.

Anna, siempre Anna…
Escucho una historia y automáticamente me viene un recuerdo, la relaciono con una anécdota. Visito un amigo, hablo con mis hijos, con mi joven nuera, paseo por un mercado… y Anna, siempre ella.

.

6 comentarios:

  1. Bueno... Me imagino que yo debería decir.

    Elvira, eternamente Elvira.

    Que no volverá a estar nunca. Me imagino que algún día hablare a mis hijas de ella.

    ResponderEliminar
  2. Y yo siempre diré Josep M., aunque ya no esté en este mundo, siempre estará conmigo.
    Anna tiene mucha suerte de que la pienses...
    Beso Pau

    ResponderEliminar
  3. Bueno, tu admirada Carmen Posadas a mí sólo me provoca pesadillas.

    Supongo que el planteamiento inicial está viciado por experiencia y prejuicio (hablo de mí, claro). Supongo que no puedo ser objetivo ni conciliador.

    Así que mejor me callo.

    El valor del silencio siempre tiende a infinito, eso sí.

    ResponderEliminar
  4. Hoy la entrada, como que me ha sabido a poco.

    ResponderEliminar
  5. Me pasé a verte para disculparme por no venir a verte (me comen los estudios y el tiempo), me desplacé unos minutos a ver a tu admirada Carmen Posadas... una vez leí un libro suyo y me gustó: Ese veneno llamado amor. Pero hoy no me ha suscitado nada más que ganas de irme... Volveré. un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. De vez en cuando es bueno que te coman los estudios. A mi me pasa a menudo y lo celebro. Otras veces también me falta tiempo y por desgracia no es por el estudio.

    Con Carmen Posadas casi nunca estoy de acuerdo, de eso que comente. Ya sabes que para decir qué guapa eres no escribo. Para eso hay otros medios mucho más divertidos o emocionantes.
    Carmen Posadas, como todos, pocas veces escribe igual. Supongo que dependerá de la historia y el estado de ánimo. Por poner un ejemplo: mis dos libros no se parecen en nada, sin embargo, cuentan la historia del mismo hombre.

    Un abrazo

    ResponderEliminar