PIENSAS DIFERENTE, VOTA DIFERENTE

miércoles, 8 de diciembre de 2010

DE COMENTARISTA

____________________________



Si un día pasáis por NY, intentad coger el metro en la 59, quizá os encontréis con Geechee Dan (su nombre real es Daniel Small), un indigente que suele cantar con solo la ayuda de un reproductor, temas de Otis Redding, sin que la SGAE le reclame nada. En este vídeo le acompaña un "amigo", muy típico en la ciudad de los rascacielos. Allí cualquiera es tu buddy o tu friend, que más o menos...


Hace unos días Juan Carlos Rodríguez Ibarra escribía un artículo en la Tribuna del País, y de este salió otro en el blog de Fedea: Nada es Gratis, en el que participo como comentarista, unas veces con acierto, otras no tanto y algunas siendo borrado por la censura. Este ha sido el caso.

Mi comentario:

“Presidente de la comunidad autónoma con más superávit fiscal desde la llegada de Felipe al gobierno. A cada extremeño le queda de promedio 2800€ después de entregar 1043, mientras que a un catalán 2120, después de pagar 1868; eso sin contar que aquí todo es más caro.
La verdad, no entiendo como en Extremadura existe tanto paro después de tantos años, a no ser que alguien se lleve el dinero o lo maneje con los pies.
No sé cómo lo veis, pero mientras individuos como este tengan tribuna en medios como esos, las cosas seguirán igual o peor.
Por supuesto, me han quedado un montón de cosas en el tintero.”

Y sí, dejé muchas cosas por decir, pero pensé que no debía, ya que de seguro censurarían el comentario, por mucho que no profiriera insultos ni faltase a la verdad, algo que no pude evitar. Supongo que no les debió gustar, que al leer los comentarios se viera reflejado de tal manera.
No me extraña ni molesta que este individuo disponga de tribuna en el País. Por qué no, si es de su misma ideología neoliberal; pero sí que en un sitio tan académico y apolítico, se le pueda dar cancha a un tipo tan inútil, que para amagar su incompetencia solo le queda atacar al resto, enfrentar países y soltar improperios populistas o, como ahora, utilizar su culta verborrea para predicar lo contrario que practicó.

__________________________________________


Vemos con asombro, no por todos, como es atacada Wikeleaks, porque oigan... es eso y no a su creador.
Y es que lo de las violaciones es una excusa. ¿Han leído en qué se basa su detención?
En España, por mucho más mandan a la mierda a la mujer denunciadora. Y me dirán que los suecos en eso van adelantados, pero no, en Suecia, en eso de la violencia de género andan muy atrasados, casi tanto como en la mayoría de los EEUU. Paradójicamente España es uno de los países que tiene más tipificaciones de delito sexual de Europa, y Suecia de los que menos.
Entonces... ¿Es que nos hemos vuelto idiotas?
No, está claro que no. Lo que sí es que nos lo hacemos. Somos los mismos que en un juicio aceptamos que el juez dude si es o no real que una mujer con moratones es acosada por su ex, por uno que dice ser su pareja, por uno que se cree excitado por la generosidad de un escote... Aunque no lo crean, nuestros jueces andan en eso, aun siendo los más sensibilizados de Europa.
Pero sí, si que lo creen y lo saben, porque todos lo hemos leído y comentado, nos hemos reído de la suerte de la infortunada o la hemos llorado sin hacer nada por evitarlo. Es más fácil seguir la corriente, hacer como si no va con nosotros. Es lo mismo que hicieron los alemanes cuando la GESTAPO primero y las SS después, llamaban a la puerta de al lado y se llevaban familias enteras al matadero.
Somos así, unos malnacidos de cojones; igual que aquellos alemanes o los de ahora, que prefieren esconder su mierda bajo la alfombra, que no quieren reconocer que veían, sabían y disfrutaban con lo que pasaba, que hacían la vista gorda cuando compraban en el mercado los objetos de la rapiña en casa de sus vecinos, de las familias previamente asesinadas, de las ciudades y aldeas rusas y ucranianas, después de haber masacrado sus habitantes.
Nos escandalizamos cuando descubrimos que nuestros gobiernos tratan de criminal al mensajero, a Couso, a Assange.
-Callen a su familia, a su abogado, a su periódico- exigió el americano, de la misma manera como hizo nuestro particular malnacido, presidente honorífico del PP, con los padres de Enrique Ruano, cuando le recordó que aún le quedaba una hija a la que cuidar. Y nuestro gobierno, solícito, corrió para que Pumpido cumpliera sus deseos. El asesino no es culpable sino el reportero que intentaba enseñar lo que pasaba.
Hoy el culpable es Assange, no los estúpidos embajadores, que lo son por haber ayudado con dólares al partido y no por méritos; tampoco sus valientes marines, asesinos de niños, violadores y mercenarios por un plato de mal contadas lentejas. Y la víctima, ¿quién es para él, para todos los gobiernos? Pues el embajador, el francotirador que mata a un médico y a un enfermero, el que ametralla una ambulancia o a civiles que pasean por su calle, el que viola a una chica y después mata a su familia. Son esos, con la venia de nuestro gobierno de turno, que le ríe la gracia.
Wikeleaks seguirá publicando, aunque sea a distancia. Cientos de webs han recibido cientos de miles de documentos y los guardan para editarlos cuando convenga. Pero... ¿tan importante es? ¿Por qué se molestan en intentar cortarle, a todas luces ilegalmente, su medio, si es absolutamente inofensiva?
La gente se escandalizará, se rasgará las vestiduras en plan Pilatos y hasta hará chistes mordaces sobre el tema, igual que los hacía con Franco; pero se quedará en casa viendo su serie favorita: Navy, investigación criminal” –Si no cantas- dice Gibbs –te acusaré de terrorista y terminarás en Guantánamo- Y la gente descansa tranquila, un maleante menos, piensa con sosiego. Y es que es eso... unos malnacidos.
Algo habrán hecho, decían en aquellos tiempos, cuando la policía política detenía a un pobre desgraciado y lo devolvía a su casa con la piel quemada. Algo habrá hecho en cambio de trabajar y vivir como la gente decente, decían o pensaban los que después de la invasión a Irak y las mentiras del 11M siguieron votando a los mismos, que ahora claman por seguir una Constitución que no leyeron cuando la votaron, que les importa un comino y que se la pasan por el forro, cuando ven que un inmigrante tiene un trabajo bien pagado o cobra el subsidio.


.

1 comentario:

  1. Poca cosa puc dir jo!!!, tu ho has escrit molt bè, s'enten perfectament.
    petonets, sempre

    ResponderEliminar