PIENSAS DIFERENTE, VOTA DIFERENTE

domingo, 26 de febrero de 2012

ANNA, SIEMPRE ANNA... Rompiendo esquemas

___________________________________________________








Mañana vuelven a operar a Amara, esta vez cagando leches, a riesgo de sufrir una pancreatitis.
¿Cómo ha llegado a eso?
Una piedra de su vesícula se ha desprendido y no tenía nada mejor que ir al conducto que lleva al páncreas, obturándolo casi totalmente.
Amara es así, no termina de salir de una y se mete en otra. Siempre lo ha hecho, tanto en su vida como en su salud. Con la vida ha tenido suerte o quizá pericia, con la salud no.

______________________________________________________________________

Hoy, mientras corregía por enésima vez mi primer libro –mi nuera ha demostrado ser todo un descubrimiento- he recordado una conversación con Anna, ya a resguardo en la aldea tailandesa, en Mae Son.
Un cuenco con bolas de pegajoso arroz y pedazos de pollo, y de postre un dulce de papaya.
-Una comida en honor a ti Popol.
Anna no come demasiado y me esfuerzo por contenerme, pese el hambre de dos días sin apenas probar bocado. Ella aún había comido menos, y nuestros acompañantes ni siquiera osan tocar la tabla que hace de mesa, mientras hablan atropelladamente en tai.
-¿Qué dicen?
-Que rompes los esquemas, Popol.

Esa es una historia no carente de belleza. Tres días con sus noches, aparte de los pocos que necesitamos para su preparación. Una corta historia que merecería un libro entero, que nunca será escrito.
En aquel momento preferí no averiguar lo que solía comer. Viniendo de Anna podía ser cualquier cosa, desde corteza de árboles hasta langostas, con tal que otros no pasasen hambre; aunque allí, en la casa de madera y bambú a dos metros del suelo, nadie tenía el aspecto de desnutrido.
Altruismo:
“Comportamiento que aumenta las probabilidades de supervivencia de otros a costa de una reducción de las propias.”
Me gusta más esa definición, encontrada en la Wikipedia, que la oficial de la RAE.
Anna es altruista, la que más en este mundo.

No recuerdo cuándo fue la primera vez que dijo esa frase, si en el puente de Gilgit, cuando por vez primera me hizo el amor sin necesidad de sexo, o mucho después, subiendo las cumbres del Karakorum; o quizá en el pequeño y maravilloso valle, en el Ladakh; o tal vez fue cruzando el Deosai. Entonces, seguramente por mi orgullo o mi inmadurez, no supe qué responder a la mujer que más los rompe en este mundo. Pero ahora, ya con el suficiente bagaje, le recordé que los esquemas solo están para romperlos y, en todo caso, no era yo el que más rompía.

.

4 comentarios:

  1. Suerte para Amara Pau, que todo salga bien.

    Siempre te leo.

    Beso

    ResponderEliminar
  2. Qué maravilla de persona... digo Anna. Ese altruismo es difícil de encontrar, pero no imposible.

    Suerte para Amara.

    Un abrazo!!

    Pdt: lánzate y deja de corregir, siempre encontraras algún defecto.

    ResponderEliminar
  3. Mucha suerte y mis mejores deseos. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  4. La cosa no ha ido tan bien, aunque viniendo de Cheli, la Amara de mi blog y de mi historia, todo era posible.
    Tres horas antes de la intervención, desarrolló una pancreatitis en toda regla.

    ResponderEliminar