PIENSAS DIFERENTE, VOTA DIFERENTE

sábado, 31 de julio de 2010

LA ILUSTRACIÓN EN (españa)

____________________________________




Ciertas imágenes no son bien vistas en el mundo de la tauromaquia. Y no lo entiendo, porque según ellos eso es arte y cultura.



"los toros son cultura, tienen sentido y vigencia. Son un ritual que nos enfrenta a dilemas de la existencia muy profundos." (La Sinde)
Es bueno saber a quien votas, si es estúpido o no.



Por mi parte, por una vez me siento orgulloso de a quien elegí, no sé de otros.
Parece ser que por fin la Ilustración ha hecho su entrada en España, cómo no, por su puerta europea. Ahora deberemos esperar otros cien años para que llegue al resto.


.

14 comentarios:

  1. Somos diversos, muy diversos pero no considero que Ángeles González-Sinde sea estúpida, con su afirmación.

    No me caracterizo por tener gran estómago, y claro las imágenes "hacen buba", no soy detractora, ni tampoco me voy a erigir en defensora de los toros. Pero, creo que aquí hay soterrados otro tipo de intereses, y el principal, y no hay otra, es el de desligarse del resto de España,
    ¿Qué sería de España sin Cataluña??? Y de Cataluña sin España????? Y si Cataluña, va consiguiendo aun a base de prohibiciones terreno, Galicia, Valencia y por supuesto País Vasco también querrían desligarse. Mi abuelo decía que España era Una Grande, y esperemos que sigua siendo Una y Grande, porque Muchas pequeñas y cabreadas no creo que sean la solución a nada. La unión hace la fuerza.
    Algún día, te contaré como se hacían las matanzas antaño en la Huerta de Murcia, y como gritaban los cerdos al ser acuchillados por el matarife, mi hermano y yo nos escondíamos debajo de la cama para no oírle gritar. Sin embargo, luego las morcillas a base de sangre y cebolla y especies, eran un manjar exquisito. Con estas matanzas hoy en desuso conseguían mis abuelos embutidos y carne para el año. Los jamones, curados en sal, sabían a jamón, que ní los de jabubo le superaban.
    En cuanto, a tu libro, decir que me encantaría poder leerlo. Me alegra saber que tu compañera Amara, esté en casa, seguro que tu cariño le ayuda a sobrellevar todo mucho mejor.

    ResponderEliminar
  2. Es muy inocente creer que el asunto de los toros se debe al independentismo, inocente o retorcido. En Las Canarias está prohibido, por cierto, creo que con los votos del PP, y nadie dice nada.
    Para que un asunto como este sea llevado a las Corts catalanas, es necesario la propuesta de un partido o la de un grupo social con una cantidad de firmas. En este caso los antitaurinos recogieron las suficientes.
    Para proceder, según la ley, deben presentarse 60.000 en 120 días hábiles; y se presentaron 180.000, entre las cuales estaba la mía; por lo cual, los partidos políticos, fuera el independentista o los demás, poco podían hacer más que mojarse.
    Las matanzas del cerdo se hacen en todos los sitios de igual forma. En Catalunya también y es horrible. En el ejército participé en una, en el libro explicaré el por qué.

    España es lo que los españoles quieren que sea, no lo que algunos. España firmó la declaración de los derechos de los pueblos, mientras su constitución los niega. España, por lo pronto, de grande tiene poco y su deuda asciende a varias veces su PIB. Podríamos decir que su grandeza es su deuda, la de todos no la del Tesoro.

    ResponderEliminar
  3. España sólo es una pedanía de Sicilia, y lo único grande, desde hace siglos, es la mugre moral de sus habitantes.

    ¡Visca Catalunya y viva Canarias!

    ResponderEliminar
  4. Vaya...
    Querido Gatopardo, te lanzas en tromba con rabia y lo entiendo, pero debemos ser justos.
    Sicilia es Sicilia, de la misma manera que solo una parte lleva tanta mugre; aunque parece que abunda.

    ResponderEliminar
  5. Coincidimos hoy en lo escrito, leí esta mañana tu entrada cuando yo escribía la mía, ahora la he terminado y decir que nuestro sentir es idéntico y como digo en mi blog, desde ese día, mi hija y yo somos un poco más felices.
    Un beso Pau, genial como siempre

    (No comenté entonces porque quería coger calma antes de hacerlo, después de leer el comentario de arriba, con todo mi respeto para la comentarista.)

    ResponderEliminar
  6. No creo que sea tan inocente o retorcida como aduces, en cuanto a lo de las matanzas, escribo demasiado rápido y no siempre pienso, lo que escribo, lo comenté pq era un dolor como morían los cerdos, pero también es una pena como mueren las gallinas (tirón al cuello) los conejos (golpe seco), y luego no reparamos al comer su carne, salvo los vegetarianos o crudivoros.

    Una parte de mi familia, está vinculada a cierta tradición taurina, y en todos sus festejos y celebraciones, no falta una exquisita carne de toro a degustar. Recuerdo, que la primera vez, que probé uno de los platos de carne de toro, pregunté ¿ Qué carne es ésta tan deliciosa? Toro .....carne de toro ??? Uh uh, no dejé de hacer aspavientos, hasta que recapacité y me dí cuenta, de qué su carne era realmente, buena. Creo que cuando comemos no somos realmente conscientes de mucho más.

    ResponderEliminar
  7. No me gusta hacer un espectáculo con la muerte de un animal, y menos si en él se celebra su tortura con vítores.
    Considerar que el movimiento antitaurino obedece a un gesto político es una barbaridad, pero si le añadimos el independentismo, caemos en el ridículo y la fobia a una nacionalidad, manera de ser, sentir y pensar.

    Decir que 180.000 personas hemos firmado contra algo, que ya por ley está prohibido y no debería consentirse, (en Catalunya lo está maltratar al animal, sea con espectáculo público o privado; y exhibirlo en ferias o circos) por el simple hecho de tocar las pelotas o buscar la rotura de España, es insultarme, a mí como persona y como inteligencia. Que lo haga el malnacido de Rajoy, de la Sinde de los cojones, del Mundo y su bazofia... me importa un pito; pero que lo hagas tú me subleva.

    ResponderEliminar
  8. La naturaleza nos convierte en eso... Vemos, sabemos como se mata, pero tenemos hambre y comemos. Somos omnívoros por naturaleza y esa misma nos demanda un tipo de proteínas.
    Hablas de los conejos... he matado algunos hasta con lazo, necesitaba comer. Hablas de las gallinas, y también he matado algunas por hambre. Lo del cerdo es otra cosa. La matanza del animal es una tortura gratuita y por desgracia también maté uno. Dejarlo como estaba era peor y me prometí no volverlo a hacer nunca más.
    Dicen que eso de matar animales para alimentarse es una animalada, lo dicen los vegetarianos, mientras algunos comen pescado.
    Si un día has ido a pescar, sabrás lo que es y significa, sobre todo para el animal: la peor muerte y tortura.
    Te contaría lo que hago para evitarla, pero dirías que soy un animal; y lo soy, lo somos, solo hay que aceptarlo. Pero, mientras... miraré de que en mi país no se vitoree su tortura.
    Comer toro está muy bien, pero siguiendo las normas que marcan nuestra civilización.

    Por cierto... hace dos mil años, los poetas y escritores latinos, consideraban el circo y la lucha de gladiadores un arte. Y probablemente lo era, de la misma manera que lo fue la famosa fotografía del niño muriendo con el buitre esperando.

    ResponderEliminar
  9. Pau. Estás equivocado. El primer lugar donde lo prohibieron fueron en las islas canarias en el 91.

    Se hizo sin tanto bombo y platillo. Se prohibieron y punto.

    Ójala se prohibieran los encierros en sanfermines y todas las fiestas de los pueblos donde se utilizan animales para divertirse.

    Luna

    ResponderEliminar
  10. Si fue en Canarias, pero aquí no nos dejan hacerlo así, el bombo y el platillo y el coñazo lo dan los que siempre están mirando hacia esta tierra, y no precisamente para alabanzas sino para machacarnos y tildarnos de separatistas etc.
    Hay una forma digna tanto para vivir como para morir y procurando siempre el menor de los sufrimientos, debe ser así tanto para personas como para animales, y no creo que sea precisamente eso lo que se hace con un toro en una plaza. Mira, es que no quiero pensarlo porque me pongo mala, y corto ya este tema, porque sale la parte más negra que todos llevamos dentro, y no me gusta esa sensación, no la uso, la dejo para los toreros y seguidores, pero tendrá que ser fuera de Catalunya.
    Por cierto el otro día hubo corrida en Barcelona (por desgracia no entra la ley en vigor hasta enero de 2012), y no había ni dios, poquísima gente. BIENNN

    ResponderEliminar
  11. Soy antitaurina y, además, estoy en contra de todo aquello que, para disfrute del "humano", intervenga el sufrimiento gratuito de un animal u otro ser vivo. Así, imagina Pau, cuántas cosas me duelen.

    La reforma en este sentido, como bien dices, ha entrado por la puerta de Europa. Yo que vivo en el Sur tardaré mucho en verla, pero me siento infinitamente feliz al saber que por lo menos se han conseguido parar estas masacres que algunos se empeñan en llamar cultura, tradición y arte.

    Mil besos y me alegro de leerte.

    ResponderEliminar
  12. Y dices bien melytta u otro ser vivo.
    Me sentiría feliz si aboliesen las torres humanas, donde suben a niños para divertimento cultural.
    Me parece un animalada como la de las corridas.

    Luna

    ResponderEliminar
  13. Hay!
    Luna...
    Tu siempre tocando las pelotas.
    ¿Qué haríamos sin ti?
    Inventarte, seguramente.
    Uno de estos días hemos hablar de la libertad, de la que estamos perdiendo día a día en pos de la seguridad.

    ResponderEliminar
  14. Siempre es bueno saber a quién lees, por saber si es estúpido o no. Je.
    Yo lo único que sé es que quienes más aman a los animales son aquellos urbanitas que sólo conviven con ellos los fines de semana, o en postal, o mascotas mimadas que se parecen tanto a un animal salvaje como un florero a una pocilga.
    Las gentes de pueblo entienden más de animales, de vida y de muerte, y no les hace asco retorcer el cuello a una gallina. En ciudad se come, pero no se mira cómo se mata. Excepto los véganos, claro, que son raza aparte.
    Pero yo soy un rucio de pueblo, y soy estúpido. Así que pido perdón por haber dejado por aquí mis sangrantes huellas de zarpa inculta. Sorry.
    (En cuanto a tantas tonterías sobre la grandeza de España, que a mi juicio no tiene nada que ver con el problema taurino --aunque algunos antitaurinos parezcan verlo de otro modo--, no comprendo cómo, si es tan mugrienta, ha dado a luz a tan clarividentes habitantes, dulces y tiernos, así como inteligentes, que promueven tan sabias medidas como la prohibición taurina, y las llevan a buen puerto, con la esclarecida visión de los gobernantes. Qué tendrá que ver el guisante con la dialéctica, amigos míos).

    ResponderEliminar