PIENSAS DIFERENTE, VOTA DIFERENTE

jueves, 25 de marzo de 2010

EL ÚLTIMO DÉSPOTA

___________________________



________________________________________________________________________________

Tema extraído de "Documentales gratis".


Documental producido por la cadena británica BBC y poco difundido en otros países, sobre la intensa labor del Vaticano y el Papa Benedicto XVI para encubrir el abuso sexual a menores por parte de miembros de la Iglesia Católica.
Se habla del documento en latín Crimen sollicitationis del Vaticano, fechado en 1962 y que durante 20 años fue responsabilidad directa del hoy Papa Benedicto XVI, entonces cardenal Ratzinger. En el documento se ordena mediante el secreto de confesión callar a los niños, a los sacerdotes implicados y a los testigos bajo pena de excomunión.

En el 2001 Ratzinger envía una corrección del documento original, que hoy en día sigue en vigor. Todo en él sigue igual menos una cosa: El Vaticano se arroga la competencia exclusiva de estos casos expresamente. Lo transmite como orden a todos los obispos del mundo, los mismos que luego le elegirían Papa.
Los obispos colaboraron y colaboran en el amparo del delito de la pedofilia ocultando los casos, trasladando de iglesia a los pedófilos, e incluso pagando en algunos casos a víctimas para callarlos. Un sacerdote durante diez años encargado de callar a los niños en EEUU, afirma que disponía para ello de 5,5 millones de euros al año. La información sobre estos asuntos se enviaba y aún envía al Vaticano mediante los nuncios, los embajadores del Vaticano en cada país, para aprovecharse de la impunidad de las valijas diplomáticas. Al menos siete sacerdotes buscados por la justicia norteamericana, están escondidos en el Vaticano o con su ayuda. Algunos de ellos fueron trasladados a diócesis sudamericanas y de otros países del tercer mundo, permitiendo que siguieran cometiendo delitos sexuales.

.

7 comentarios:

  1. En tiendo que en todo lugar puede salir un indeseable, peor no entiendo que se puede encubrir una cosa así, y más siendo la Iglesia.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. La iglesia es como cualquier sociedad, solo que sigue un código antiguo, más de la época de las cruzadas, y que se basa en el secretismo y la sagrada jerarquía, algo parecido a la mafia.
    En una sociedad así, que, encima, para entrar hay que seguir un dogma inamovible: la castidad; es natural que una parte de su prole esté algo ida o tenga ciertas inclinaciones, que hoy se consideran perversas.
    No, en absoluto debe extrañarnos. Lo raro es que no hayan más, que demuestra que la represión y la disciplina en su seno funcionan mejor de lo que parece; y lo celebro.

    ResponderEliminar
  3. No es solamente "algo parecido" a la mafia... es una "familia" con sotana...
    No te acordas de "El Padrino 3"?
    La iglesia (institucion) es "pueblo chico, infierno grande"...
    Estamos en el fin de una epoca... y toda la mierda, esta saliendo a flote...
    Besote

    ResponderEliminar
  4. Pues sí, llevas toda la razón del mundo, María. Ahora bien... no soñemos, la próxima época no tiene por qué ser mejor que la pasada. Lo que sí es que la iglesia no volverá a ser lo que era.

    ResponderEliminar
  5. No me extraña que vivamos en un mundo en crisis de valores espirituales...

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. ahhh por supuesto Pau! yo creo que la iglesia (institucion) va a desaparecer...

    ResponderEliminar
  7. Pues yo dudo que la iglesia vaya a desaparecer, ni siquiera que cambie sustancialmente. Dentro de poco, todos los escándalos que se están destapando ahora pasarán al olvido. Al tiempo...

    ResponderEliminar