PIENSAS DIFERENTE, VOTA DIFERENTE

domingo, 24 de noviembre de 2013

LA ESPAÑA QUE DEBERÍA SER Y LA QUE SERÁ

___________________________________________________




Valientes policías catalanes (España) golpeando a una mujer y descalabrando a un adolescente de trece años    

Es estúpido creer que una gente que roba organizadamente tenga el más mínimo interés de gobernar bien y para el pueblo. Es estúpido creer que una organización mafiosa, que amenaza con la violencia sin rubor, que contrata asesinos como policías, que desprecia la ley y la Constitución, que se mofa públicamente de la democracia, que mantiene contactos con el mundo de la droga, que indulta a mafiosos y corruptos, deje el gobierno por las buenas.
Si la sociedad española quiere reconquistar la libertad y la democracia, que tanto costó y que con tanta ligereza ha abandonado, deberá echar a los actuales gobernantes a patadas. Con los actuales partidos mayoritarios o los nacidos a su sombra será imposible hacerlo de manera pacífica.
Solo procesando y haciendo pagar a los culpables lo que les toque por su responsabilidad, recuperando sus fortunas amasadas, tanto de ellos como de sus familiares, a todos los poderes del Estado, desde la judicatura que ha prevaricado, en algunos casos con descaro, hasta los empresarios que han sobornado, pasando por la clase política que ha delinquido o que con su voto a apoyado el delito. Todos deben ser perseguidos e investigados hasta hacerles pagar por lo que han ocasionado, desde la ruina económica del país hasta el último desahucio. Solo así la sociedad podrá volver a sentirse digna y recuperar su autoestima.

_____________________________________________________

La esperanza de vida en España caerá hasta cotas parecidas a las de los ochenta. La medicina se degradará y la sociedad española verá a sus ricos, hinchados por la estupidez y cobardía del resto de la población, viajar al extranjero para poder tratar sus dolencias. También volverá a presenciar colectas para enviar a un niño a un hospital de capital extranjero.
Los salarios caerán y España volverá a acercarse a África. Más de la mitad de los españoles no llegarán a fin de mes, por mucho trabajo que tengan. No podrán pagar la luz, el agua, el gas, el teléfono y la hipoteca o el alquiler, y a la vez comer. Los salarios caerán por debajo del umbral de la pobreza. Se recortarán las pensiones, mientras los precios subirán a causa del aumento de los impuestos indirectos. La educación impartida en las escuelas públicas será deficiente y se creará una barrera cultural entre los hijos de la clase trabajadora y la rica.
Volverá la inseguridad ciudadana y se perseguirá a los que se manifiesten y se les acusará de hacerlo por vagancia. Y entre la ciudadanía, por su habitual cobardía, crecerá el fascismo en forma de racismo, ya que competirá con los emigrantes por los trabajos más miserables.

.

sábado, 23 de noviembre de 2013

DOGMATISMO BARATO

_________________________




Leo la entrevista que Olga Rodríguez hace a Alberto Garzón.
“La democracia real solo es posible sin capitalismo”

Me pregunto si Garzón sabe lo que es democracia, en la entrevista no la nombra en ningún momento, sin embargo, innumerables veces lo hace sobre la Transición. También me pregunto lo que para él es capitalismo, si los suizos son capitalistas. Y si preguntar a la ciudadanía sobre cualquier tema, o si con una cantidad razonable de firmas pueda plantear un referéndum, es democracia. Y también que pensaría si la ciudadanía decidiera mayoritariamente seguir en el sistema capitalista. Quizá sea de esos que creen que el pueblo no está preparado para decidir, sobre todo en estas cosas tan importantes que necesitan a un ente superior que decida por él o, en todo caso, que la pregunta haya sido estudiada y pasada por el tamiz de una buena directiva, o sea de la censura.

Últimamente la autoproclamada izquierda ha impuesto la moda de criticar la Transición, como si fuera el origen de todos nuestros problemas. Lo sorprendente es que, igual que pasa con la Constitución, la derecha se ha convertido en su defensora. Felipe González, Arias Salgado y todo un grupo de políticos españoles, generalmente a sueldo de grandes multinacionales, andan por el mundo cantando las excelencias de la Transición, cuando en su momento se cagaron en ella. No preguntan a la gente, ni siquiera a la que la hizo posible, tal vez por ser desconocida y prefiere el anonimato, sino que dictaminan y hasta osan explicarnos su historia. No piensan que en un país de pequeños y acomodados fascistas, la Transición fue todo un logro, que costó cientos de muertos y miles de torturados. Dicen que la Transición limitó el futuro de las generaciones posteriores, cuando en realidad fue la puerta hacia la plena democracia, esa que muchos cerraron a sus espaldas con acomodaticio desprecio.
Y no habla de los pequeños partidos, esos que trabajan por la democracia y se nutren de ella, eso no le interesa, quizá por ser demasiado libres o por pretender esa democracia de la que habla, pero no puede ni quiere entender.
Olga Rodríguez lo introduce en el 15M, cuando el grito que más representa a este movimiento es: “ellos no nos representan”
Y habla de la juventud como si fuera suya, como si esta siguiera las directrices de un pensamiento único, el suyo. No pregunta a esa juventud lo que espera de los políticos, tal vez porque sabe que no es coincidente con su idea. Se nota que Alberto Garzón no ha necesitado salir a la calle para pedir firmas para presentarse, quizá entonces habría descubierto el verdadero talante del joven español, incluso del ciudadano que apenas tiene tiempo para respirar, que busca con desesperación y hasta desesperanza una salida
Señor Garzón, me temo que usted no pasa de ser la Talegón de IU, eso sí, con más caché y don de palabra.

.

martes, 19 de noviembre de 2013

LA RESPUESTA ES MÁS DEMOCRACIA

_________________________________________









La democracia es la fuente de la que debe nutrirse nuestra libertad, de eso que nuestros gobernantes hagan lo posible, con la complicidad de la mayoría, para recortarla y ceñirla a su conveniencia, a efecto de no perder el poder social y económico.
Cuando el gestor de lo público traiciona al electorado que le escoge y paga, para beneficiar a una minoría por un interés bastardo, solo cabe elegir a otros con la suficiente garantía y procesar a los anteriores por engaño y estafa. El problema deviene cuando rediseña la ley y el sistema electoral para evitar perder el poder y el posible proceso, buscando para ello el voto del estúpido o del que utiliza su víscera a cuenta de su cerebro.
Dicho esto, desde hace un tiempo, quizá por la madurez que da la edad o la experiencia de la vida política que me impuesto, he descubierto que es mucho más fácil y sano parlamentar e incluso negociar con la derecha oficial, que con la que se esconde tras unas siglas engañosas. A los primeros no les hace falta el engaño, puesto que van de cara con todo descaro; mientras que los segundos, aparte de ser traicioneros, su podredumbre apesta y provoca vómito.
Los primeros legislan de modo que quejarse o plantar cara a su gobernanza, salga más caro que asesinar a un hombre o estafar millones; mientras los segundos evitan revocar la ley con la excusa de falta de consenso. Los primeros contratan a sicarios para encuadrar sus compañías de antidisturbios, tras haberlos escogido cuidadosamente con un examen sicotécnico, para asegurarse que son obedientes, descerebrados y propensos a la violencia; mientras los otros miran a otro lado y maquillan la munición de sus armas.
¿Qué queda entonces?
Pues votar a los que proponen la democracia más limpia y directa, la que traspasa la gobernanza a la misma ciudadanía y promueve la transparencia, dando ejemplo de ello. No hay más.

El mensaje es claro y no admite demasiada duda. Traguen saliva y llénense de valor, y, sobre todo, escojan con los ojos y la mente bien abiertos, luego ya vendrá el tiempo de escoger con la libertad que merecen sentimientos y banderas.

.

jueves, 14 de noviembre de 2013

NO TE CORTES Y APROVECHA

__________________________________

Aprovecha, ahora es el momento de que puedas plantear tus dudas, preguntar sobre lo que te preocupa o decir lo que piensas. Pocas veces podrás hacerlo con tanta libertad, por eso somos Piratas.
Nadie preguntará por tus ideas ni las acallará, siempre que no atenten contra la DUDH.

Queremos saber lo que piensas para debatirlo y confeccionar nuestro programa. No debes consentir que alguien lo haga por ti. 





domingo, 10 de noviembre de 2013

EL POR QUÉ ESPAÑA ES ASÍ - 1ª PARTE

___________________________________________






Ayer por la tarde asistí a la presentación de la revista “Los partidos políticos se desmoronan”. Maravillosa revista y perfecta presentación, aguada por la falta de debate, de lo que me siento culpable. ¿Pero cómo se puede debatir sin ir medianamente preparado, a las siete de la tarde, después de un día difícil y con la alarma del calendario al minuto? Es imposible.
Pero esa no es toda la razón. Yo no puedo debatir sin hablar mucho, tanto como los ponentes o incluso más.

Se dice que eso de que todos los políticos son malos o sinvergüenzas es una falacia, pero no, no lo es. La alta jerarquía de los partidos más importantes ha sido copada por grupos mafiosos, maleantes, ladrones y hasta criminales, que se reparten el botín al más estilo de los cuarenta en Chicago. Lo único que no hacen es tirotearse, seguramente debido a pacto no escrito entre caballeros. Y el resto se arrastra entre la incomprensión y la indiferencia de una ciudadanía apática y degradada, que teme o simplemente odia al que se atreve a decir la verdad.
Los políticos, esos que hacen de claca y que cobran un sueldecillo que la mayoría de españoles quisieran para sí solo a cambio de aplaudir, silbar, mirar hacia otro lado o hacer el idiota, pero sobre todo votar lo que el aparato dicta, no hay duda que son sinvergüenza o subnormales, más no queda.
“No le digas a mi madre que soy diputado, ella piensa que soy pianista en un burdel”. Según Escolar eso dicen algunos diputados bromeando de su condición. Dice: “Los hay que son honestos y se quejan del actual discurso antipolítico...” Y no es cierto, desde el momento que un político vota una ley impuesta, a cambio de su sueldo, que enriquece a sus jerarcas o prohíbe la queja de a quienes representa, es deshonesto o subnormal por hacer la cama a quien no debiera. Lo preocupante es que un tipo como Escolar no se haya dado cuenta de eso.

En contra de lo que se dice, la actual crisis política deviene directamente de la económica y del fracaso del Estado en resolverla. La decepción, o lo que ahora se denomina desafecto hacia la clase política, es directamente proporcional a la falta de expectativas. Discrepo profundamente sobre la creencia que ya nada será como antes. Escolar dice que es un error pensar “que en cuanto el paro baje y suba el PIB todo volverá a la normalidad”. Nada volverá a la normalidad, porque de aquí que el paro baje pasará mucho tiempo, y cuando lo haga será en forma de salarios por debajo del umbral de la pobreza. En España veremos en poco tiempo que la mitad de las familias con dos sujetos trabajando no podrán llegar a fin de mes. Y eso, por mucho que digan o intenten convencer, no es salir de la crisis; y, por el contrario, servirá para que la ciudadanía recupere la conciencia de la lucha de clases.
Al ciudadano normal, el que engrosa la gran mayoría, no le importa la calidad democrática sino su manduca.

Hace 40 años algunos de nosotros luchamos por la democracia, solo algunos. Según un escrito, que ahora no recuerdo de quién y tampoco cómo el tal pudo llegar a semejante conclusión, durante la revuelta de los setenta solo participó un 20% de la población, unos de manera violenta, otros soterradamente y algunos obligados por las circunstancias. Y según los que escriben sobre lo que ahora acontece, en este momento solo el 12% de la población está por la labor.
Es casi un insulto insinuar que la actual situación es debida a la falta de espíritu de aquellos que lucharon entonces, los que dejaron la piel, el futuro y los estudios, para que otros despreciaran su esfuerzo y luego se llenaran la boca con la palabra democracia.

Es un error, supongo que producto de la desinformación, decir que gran parte de los que hicieron posible la democracia, fueron los que dirigieron las instituciones que salieron de ella. Personalmente no conozco ningún antiguo compañero que lo hiciera, y sí, en cambio, muchos de los soplones, de los infiltrados y de los que sospechosamente eran liberados a los pocos días sin haber sufrido ningún daño, casi todos socialistas.
Los que realmente lucharon formaron los cimientos de la futura democracia. Si luego no hubo nadie para defenderla y configurarla como tal, nadie puede recriminárselo.
Hace poco, a un par de amigos afiliados al PP, desesperados por lo que estaba ocurriendo en su partido, les dije que el problema del europeo en general y del español en particular, era su desgana en involucrarse en la política. No es suficiente decir: para eso los pagamos, porque en política no hay contrato laboral ni de servicios empresariales. Si los afiliados de los partido fueran a pasar algunas tardes libres a sus sedes, posiblemente no estaríamos tan mal gobernados.


Continuará.

.

jueves, 7 de noviembre de 2013

UNA DE MALNACIDOS

______________________________


No os engañéis, son idénticos, les suda la democracia y solo les preocupa su ego y su futuro

Dias atrás Jep se nos lamentaba de la actual situación y se preguntaba cómo podíamos haber llegado a ella. A Sole, nuestra amiga madrileña, le explicó lo mucho que nos costó disfrutar la libertad que ahora estábamos perdiendo.
No quise estropear la noche, principalmente porque Sole no es tonta y ella sí que luchó de verdad. Y es que Jep, de haberlo hecho ahora no se lo preguntaría.
A mi amigo le podría haber respondido que estábamos aquí por gente como él, charlatanes de tres al cuarto, negociadores entre bambalinas, socialistas de pacotilla y con carné, idolatradores de dogmas y de líderes, que nunca sintieron la verdadera opresión del régimen sino intelectualmente en reuniones que compartían con los soplones que después auparon en sus tronos.

A algunos les extraña que haya tanto malnacido suelto. Antes creían que era gente engañada o necia, pero con el tiempo la realidad se abre paso indefectiblemente. En el resto de Europa, la democrática y desarrollada, ya hace mucho que es conocido. Los franceses, desde el más listo hasta el más estúpido, sabían perfectamente que Mitterrand era un malnacido impostor, un sádico con ínfulas de mesianismo. En el Reino Unido todos, desde el primero hasta el último, sabían que Blair era el ejemplo más preclaro de la degradación humana, que Thatcher odiaba la democracia y despreciaba la opinión de la ciudadanía; y, sin embargo, todos fueron reelegidos por contra de la gente más sana.
Tras la guerra de Irak, con más de cien mil muertos a sus espaldas y el caos y la destrucción de un país, diez millones de españolitos siguieron votando a los mismos degenerados que la provocaron. Daba lo mismo que se descubriera la mentira, para niños por cierto. Ahora muy posiblemente nueve millones de españolitos elegirán a los mismos, y también les da lo mismo que hayan vendido el activo de todos, hospitales y universidades, a unos cuantos amigos; que sus mujeres deban pagar por una mamografía, que sus hijos sean los menos preparados de toda Europa y parte del tercer mundo. Les da lo mismo que hayan dilapidado su dinero en comisiones, que estén procesados, ellos y los banqueros que impusieron en las Cajas de todos. Les da lo mismo porque son parte de su carne, porque, aunque sean unos dados por el culo, se identifican con la escoria humana que han elegido.

¿Cómo voy a decirle todo eso a Jep, cuando sé que sus lágrimas son parte de la comedia que necesita para sentirse bien consigo mismo?
Probablemente perdería a un buen amigo, quizá el mejor de todos, aunque me obligue a guardarme lo que sé seguro.

.