PIENSAS DIFERENTE, VOTA DIFERENTE

sábado, 31 de julio de 2010

LA ILUSTRACIÓN EN (españa)

____________________________________




Ciertas imágenes no son bien vistas en el mundo de la tauromaquia. Y no lo entiendo, porque según ellos eso es arte y cultura.



"los toros son cultura, tienen sentido y vigencia. Son un ritual que nos enfrenta a dilemas de la existencia muy profundos." (La Sinde)
Es bueno saber a quien votas, si es estúpido o no.



Por mi parte, por una vez me siento orgulloso de a quien elegí, no sé de otros.
Parece ser que por fin la Ilustración ha hecho su entrada en España, cómo no, por su puerta europea. Ahora deberemos esperar otros cien años para que llegue al resto.


.

martes, 27 de julio de 2010

CARICIAS

_______________



Grabado en el "Jardí dels drets humans", en Barcelona, ayer por la noche.
            

Amara ya está en casa, después de dos meses de hospitales, alguna que otra recaída y dos intervenciones, que no hubieran podido hacerse en casi ningún lugar del mundo.
La he dejado en la cama, con los mórficos justos para pasar el día. Vive con dolor. Siempre estará con ella y es bueno aceptarlo; algunas veces más, otras menos.
Hoy soy uno de los hombres más felices del mundo. He podido dormir sobre su hombro, con sus caricias tan embriagadoras, tan sensuales.
Vuelve a estar hinchada como una bota. La toxicidad de los medicamentos han hecho mella en su organismo. Le obligo a hacer una dieta rigurosa, casi inhumana; pero necesaria para recuperar su autoestima.

Mi libro avanza, imparable. Pienso que en un año terminaré una de sus partes, entre 125.000 y 150.000 palabras. Hasta ahora llevo escritas algo más de 40.000. Es posible que tarde cuatro o cinco años en escribir su totalidad, pese a creer que un libro como este no debería tener final.
Joan ha leído algunas páginas y dice que es una maravilla.
¿Qué haré con él, una vez terminado?
Se lo mandaré a Anna por electrocorreo, que, en el fondo, esta parte ha sido escrita para ella. Después, quizá se lo regale a mi hija, para que haga lo que le venga en gana, ya que es la que más me lo ha pedido; o quizá lo guarde a cal y canto y, cuando lo encuentre, que haga lo que más le convenga.

Hoy, una vez más recordaba Cachemira, la inmoralidad de los estados que dividen e impiden, que hombres con los mismos sentimientos puedan relacionarse.
Los estados se apropian de los sentimientos, los prostituyen para que la gente se crea de su propiedad junto a su tierra; de la misma manera que los señores feudales hicieron con sus plebeyos.
La tierra es de quien la trabaja, y los sentimientos, de cada individuo que conforma una sociedad. Nadie puede o debe apropiarse de ellos y, menos, por su ansia administrativa.
En Cachemira existe una frontera, invisible; pero física por las armas. Si un hombre la cruzaba, si podían lo mataban. La gente de uno y otro lado era amiga, compartía los mismos sentimientos, el mismo idioma, la misma cultura. Pero el ansia de territorio, de administrarlo, lo convirtió en un infierno. Si los dos contendientes no hubiese querido más territorio, la gente de uno y otro lado hubiera podido relacionarse, como siempre había hecho y, probablemente, los dos países serían más prósperos.
¿Son estúpidos los gobernantes?
Por descontado.
¿Son idiotas?
De ninguna manera.
Al gobernante le interesa que exista tensión, enemistad, diferencia. Solo así puede perpetuarse, aunque sea a costa de la ruina y la desgracia de quien dice defender.

.

martes, 6 de julio de 2010

JASMÍN, LA MUJER FLOR

____________________________


Doy la vuelta a la libreta, lo hago cuando dejo de escribir el libro y me pongo en eso.
Hace unas cuantas semanas que salgo con una chavala. Tiene 29 años y es de Marrakech, preciosa, dulce y con un carácter que me encandila. Me la presentaron mis amigos americanos con el convencimiento que nos entenderíamos.
El que no me conozca pensará: ya está el viejo verde de Pau haciendo de las suyas. Pero no, no es eso; en todo caso mi intención era presentarle la caterva de jóvenes amigos que tengo por ahí.
Este domingo, mientras compartíamos unas cervezas, se lo dije. Se rió mucho… -Para ligar me sobran los tíos, pero para escuchar música, compartir experiencias, charlar… me gustas tu- me dijo.
Qué queréis que os diga. A un tipo como yo estas cosas le llegan al corazón.

Nos gusta ir a antros de jazz, a cuevas inmundas de los barrios más sórdidos de Barcelona, allí donde ella no esconde su procedencia y, desafiante, mira los paquistaníes a los ojos cuando les pide unas cervezas.
Y hablamos de la India, de Alemania, de Francia, en las que vivió un tiempo, y de los EEUU, de donde tiene pasaporte. Y del Pakistán y la Cachemira que conocí, tan distintas a la actualidad, y de Cuba.
No le gusta París. Le pregunté por qué y se rió… ¿Será por los franceses? Me respondió.
Y hablamos de mis blogs, de economía…

Para saber lo que leo, solo hay que entrar en mis enlaces de este blog, es fácil, y uno en los que más entro es “Nada es gratis”. El mejor para aprender e informarse, para entender lo que pasa y cómo pasa. Pero para saber el por qué y lo más primordial: cómo salir del atolladero, nada mejor que tomar unas cervezas con nosotros, en uno de esos antros de música, y que pocos tienen suficientes arrestos para entrar.

Hace tiempo mi amigo bloguero me comentó que le gustaría conocer a Mónica, mi querida y amada Mónica, la de mi historia y del libro que pronto escribiré. Y le dije que cuando supiera de Anna, también querría conocerla. Y es que fue ella quien ayudó a hacerme hombre las dos veces que me hizo falta. La primera cuando todavía no lo era y la segunda cuando olvidé cómo se era.
Todos necesitamos de otros para marcar nuestra vida, para convertirnos en lo que somos. En mi caso todos fueron mujeres. Mi nueva amiga podría haber sido una de ellas. Cuando estoy con Jazmin olvido su sexo, su edad, la mía, el mío… A ella le pasa igual. Llegará el día que no será así, espero que entonces sea lo suficiente hombre para saber donde está mi lugar.

.